Lo que hizo Samsung en Gran Bretaña para vender todo el año y aumentar el gasto medio.

Samsung es una compañía coreana multicategoría de gama alta. Su negocio de electrodomésticos comprende frigoríficos, lavadoras, lavavajillas, secadoras, hornos y microondas, y en Gran Bretaña tenía 2 problemas: la caída del gasto medio, debida a la entrada de competidores de bajo precio, y la estacionalidad de las ventas. Por un lado, los consumidores de refrigeradores, por ejemplo, compraban cada vez más aparatos por debajo de las 400£ (unos 460€); por otro lado, los meses de febrero y marzo eran tradicionalmente meses de muy poca venta.

De modo que en 2017 Samsung se propuso atacar estas tendencias mediante una campaña de cashback. Y lo hizo contactando con Big Group, una agencia creativa británica, que puso en manos de expertos la gestión interna del cashback.

La propuesta de valor fue la siguiente: todo consumidor que en un periodo determinado comprara ciertos electrodomésticos Samsung recibiría un cashback por valor de hasta 300£ (unos 350€). Era algo que muchos competidores ya hacían y que Samsung no quería dejar pasar para aumentar su cuota de mercado.

La campaña duró de febrero a abril, y se centró en un key visual con el mensaje “Love your kitchen”, buscando la conexión emocional con el cliente. La acción se activó en los puntos de venta y online a través de piezas de comunicación y folletos.

El resultado fue el esperado: un gran aumento de ventas de electrodomésticos Samsung con respecto al mismo período del año anterior”, según cuenta Big Group. La fuerza de ventas se esforzó en vender más productos de alta gama (los bonificados con cashback), y los clientes vieron la acción atractiva, fácil de entender y sencilla de redimir.

No lo olvidemos: el cashback funciona. Sólo hay que tener claro el reto y buscar una buena agencia que domine la técnica, la comunicación, y sea capaz de adaptarse a nuestras necesidades. Las ventas llegarán.