Los incentivos de cashback son cada vez más utilizados en todas las industrias, distribución y fabricantes incluidos. Aunque las tarjetas de puntos y de millas son las más conocidas para generar fidelidad, las tarjetas cashback ofrecen características y beneficios que aseguran su relevancia en los próximos años. Y no lo decimos nosotros, sino que así lo ve también Robert Harrow, un analista de Forbes, refiriéndose a las tarjetas bancarias que ofrecen un porcentaje de descuento en torno al 1,5%  sobre lo facturado

Se estima que el 33% de los incentivos habituales (programas de premio) de las tarjetas de crédito no se utilizan. Sin embargo, los incentivos de cashback bancarios se imputan directamente al extracto de la tarjeta, lo que resulta muy interesante para aquellos que no desean gestionar sus puntos o millas. Es un beneficio directo, sin otra exigencia que un determinado gasto.

Harrow nos ilustra el potencial del cashback bancario con el ejemplo de la tarjeta Chase Freedom Unlimited: en un solo año logró 1.000.000 de usuarios, a pesar de un lanzamiento discreto.

El éxito del cashback en el mercado bancario también aplica al resto de categorías. Prasad Vana, Anja Lambrecht y Marco Bertini ofrecen pruebas de que el incentivo de cashback que sigue a la compra induce a realizar un consumo posterior, el llamado “efecto recompra” o “spillover”; y no solo induce a comprar de nuevo, sino a gastar más. El efecto es más pronunciado en hogares con rentas más bajas.

La observación de que las promociones cashback estimulan la demanda a lo largo del tiempo implica que las campañas de marketing deben analizarse con mayor amplitud. Sobre todo teniendo en cuenta que según los estudios en torno al 10% del dinero recibido en cashback se gasta de nuevo en la categoría, y que el “efecto recompra” impacta en compras futuras.

El cashback funciona y seguirá funcionando: inmediatez, disponibilidad, fidelidad y recompra son beneficios atractivos para el consumidor del siglo XXI muy difíciles de encontrar en otras herramientas promocionales.