El negocio de una empresa proviene de los clientes. Cuantos más clientes tengamos (penetración) y más veces participen en nuestro negocio (fidelidad), mayor será la facturación de una empresa. Por eso es importante entender cómo retener a nuestros clientes y conseguir que vuelvan a operar…