Los usuarios de Redes Sociales se acercan ya a los 3.000 millones. Es decir, en apenas 9 años los usuarios de medios sociales se han multiplicado por 3 y representan casi el 40% de la población mundial. Y esta forma de relación (Instagram, Facebook, Twitter, Youtube…) ha llegado para quedarse:

Las Redes Sociales son el terreno ideal para comunicar incentivos de Cashback, que por su naturaleza funcionan muy bien con el entorno digital y móvil.

Así que va a tener un efecto multiplicador planificar una promoción de Cashback teniendo en cuenta que gran parte de nuestro público objetivo está en Redes Sociales y que podemos llegar a él a través de estos medios. Por eso vale la pena tener presentes 5 pistas que nos ayudarán a mejorar nuestra eficacia:

  1. CONOCER A TU AUDIENCIA –  Si sabemos exactamente quién es nuestro público objetivo y cuáles son sus plataformas sociales preferidas será más fácil optimizar el contacto con el mismo. 
  2. AUMENTAR LA VISIBILIDAD – Hay que divulgar el contenido en todas las plataformas de Redes Sociales que encajen con el público objetivo de la promoción.
  3. ADAPTAR EL MENSAJE AL MEDIO – Cada medio habla un lenguaje diferente. La audiencia es diferente en cada red social, y no es lo mismo los 140 caracteres de Twitter que la miniatura de Youtube.
  4. SER MUY CLARO – Hay que comunicar sencilla y gráficamente los pasos para participar en la promoción y sus beneficios. Sin olvidar los términos y condiciones de la misma, por supuesto.
  5. CLAVA LOS TÉRMINOS Y CONDICIONES DE PARTICIPACIÓN – Un error aquí puede costar mucho dinero, y es necesario evitar el uso fraudulento de consumidores malintencionados, protegerse de errores técnicos y pirateos, o incluso prever la incapacidad de cumplir con la promoción tal como se comunica en la publicidad.

Concretamente, esto es lo que no podemos olvidar en las principales Redes Sociales:

INSTAGRAM

  • Como una imagen vale más que 1.000 palabras, la imagen debe decirlo todo. Procura que sea limpia, concisa, clara, y puedas entender el mensaje alejando el móvil a 50 cm.
  • Es clave que no sobrepasemos los 125 caracteres recomendados por Instagram.
  • Los términos y condiciones de la promoción deben ser sencillos y fácilmente accesibles a los participantes.
  • Los participantes no pueden taguear a gente que no sale en las fotos.
  • Los participantes no pueden postear contenido de terceras partes.

FACEBOOK

  • Hay que exigir a los participantes algo más que un “like” para participar en la promoción.
  • Los participantes deben hacer algo más que compartir o taguear en su muro para beneficiarse de la promoción.
  • Es necesario evitar que la promoción se considere spam, lo que puede suceder si incentivamos que se comparta indiscriminadamente.
  • Es útil fijar la publicación en el inicio de la línea de vida para conseguir la máxima visibilidad.

YOUTUBE

  • La clave es la miniatura. Debe ser llamativa, clara y debe incitar a pulsar en el vídeo; dedica tiempo a escogerla y editarla bien.
  • Deben vincularse los términos y condiciones de la promoción a los Lineamientos de la Comunidad Youtube, y especificar las implicaciones según la ley y el reglamento de protección de datos personales.
  • Para optimizar el presupuesto es necesario afinar bien el público objetivo del vídeo promocional. 

No lo olvidemos: las Redes Sociales son un medio imprescindible para llegar a nuestro público objetivo con incentivos Cashback, y los incentivos Cashback son óptimos para comunicar en Redes Sociales.